Día a Día

Recopilación de Links de tecnología, curiosidades, software, noticias e internet

Telcel y sus prácticas extrañas en Nokia C3

Tuve la oportunidad de tener en mis manos un Nokia C3, un interesante teléfono celular estilo Blackberry que además cuenta con Wi-Fi, Chat, Correo, Facebook, Twitter, Ovi Store entre otras clásicas aplicaciones disponibles en todos los teléfonos con sistema operativo Symbian. Es un buen teléfono, con muy buenas características y a un precio muy accesible: ¡$1,999.00 pesos!.

Claro, no se compara con un iPhone 4 ni un Nexus One; pero no le puedes pedir nada mas a un teléfono por ese precio. Sin embargo, hay un detalle que si me llamó mucho la atención.

Anteriormente nunca he tenido problemas con Telcel. Esas frases de que “tenía 80 pesos de saldo, llamé 5 minutitos y se me terminó” jamás me han pasado. Yo no voy a culpar a la empresa de un uso desmesurado que le dé a mi celular para justificar que me termina el saldo pronto; pero sí cosas como el hecho de que te cobran por poder consultar tu saldo, entre algunas otras.

Una de ellas me acaba de pasar en este Nokia C3. Comentaba que tenía Wi-Fi, por lo que conectarse a Internet es barato ya que no es necesario gastar saldo ni tener un plan de datos; situación que no le agradó mucho a Telcel seguramente. ¿Cuál es el problema? Bueno, conecto el celular a la red inalámbrica de mi casa. Puedo conectarme a los mensajeros instantáneos, consultar el correo sin mayores complicaciones con este Internet sin pagar dinero extra; pero no pasa lo mismo si quiero navegar. Aunque esté conectado mediante Wi-Fi el navegador instalado en el celular utiliza la conexión GPRS, por lo tanto, consume saldo.

Curiosamente si se puede conectar al chat, correo o alguna red social con el Wi-Fi; pero no al navegador web. Sin embargo, navegando por ahí he encontrado la manera de cambiar las configuraciones para que el navegador pueda funcionar de la misma manera que el resto de los servicios. Para configurar tu Nokia C3 solo necesitan seguir estos cuatro “sencillísimos” pasos:

  1. Ir a Menu -> Configuracion -> Configuracion -> Ajustes config. pred. -> seleccionar Ajuste personal
  2. http://conversaciones.nokia.com/2010/08/12/conoce-los-recursos-sociales-del-nokia-c3/

  3. Ir a Menu -> Configuracion -> Configuracion -> Configuraciones personales -> Opciones -> Agregar nuevo -> Web
  4. Ir a Menu -> Configuracion -> Conectividad -> WLAN -> Conección a internet -> seleccionar Preguntar primero
  5. Ir a Menu -> Internet -> Configuraciones Web -> Ajustes configuración -> Configuracion -> Ajuste personal

Con esto debería preguntarte con qué conexión deseas entrar a las páginas; por su puesto que tenemos que seleccionar la red Wi-Fi a la que estamos conectados. He notado que en algún momento las configuraciones se restablecen a la configuración predeterminada; por lo que les recomiendo verificar de manera periódica que todo esté en orden. Claro que si tienen un plan de datos no tendrán problema en que se conecte a la red GPRS; pero si por algún motivo no quieren usar esta red tienen esta opción o sacar el SIMM de su teléfono.

Sigo sin entender la razón por la cual es necesario hacer estas configuraciones para que el navegador funcione de la misma manera que el resto de los servicios que consumen Internet. ¿Algún error de Telcel al instalar las configuraciones a todos los celulares que vende o una práctica poco ética para que los usuarios gasten más saldo?

Por esto y otros detalles, nunca tener que volver a comprar un celular con una operadora.

via

17 octubre, 2010 Publicado por | Inet News, Interesantes, seguridad | Comentarios desactivados

La tecnología es algo complicado

La tecnología es algo complicado, no hay duda. Porque sino no se entiende que la gente pague mucho por ella y luego no la use. Que alguien esté ahorrando (o pagando préstamo) para llegar a conseguir el último grito en tecnología automovilística y después no sepa ni usar nada de lo que ha adquirido.

Este fin de semana me dieron un susto (vamos que casi me atropellan) a la salida de la tienda. Enorme BMW serie 7 tope de gama. Conductor con enorme teléfono móvil en su mano hablando y se saltó un Stop en un cruce donde yo venía con preferencia. Pues porque pude frenar a tiempo.

Y luego el sábado en una rotonda un todoterreno Porche con los mismos síntomas: conductor con teléfono grande en la mano empieza a cambiarse de un carril a otro sin mirar ni marcar con el intermitente.

Y no es la primera vez que sufro este tipo de contratiempo. Y digo yo, si esos coches llevan todos manos libres, si hoy en día lo difícil es conseguir un teléfono que no soporte un sistema de manos libres ¿porqué no lo usan? Tengo varias teorías:

    – La tecnología es complicada, lo intentaron pero no supieron hacerlo


    – No saben que su coche tiene manos libre. Con tanto manual y libro de instrucciones, no han llegado todavía a esa parte


    – Les da miedo que otros usuarios del coche oigan sus conversaciones telefónicas


    – Si usan el manos libres, no les ven el pedazo teléfono que tienen.

Bueno, y otro día podríamos hablar de los camioneros con vehículos de alto tonelaje que van con el móvil en una mano y el cigarro en la otra. Es lo que tiene estar todos los días en la carretera, que ves cosas de todos los colores. Digo yo que si vas en un camión y estás en él toda la jornada laboral, lo más normal del mundo sería instalar un manos libres, pero no, lo mejor es manejar el volante con la punta… con la punta de la nariz, porque no sé como pueden girar sino.

La tecnología trata de hacernos la vida más sencilla, pero al final por el desconocimiento, acaba complicándola.

via

17 octubre, 2010 Publicado por | graciosos, Inet News, Interesantes, seguridad | Comentarios desactivados

No obligues a leer a los niños demasiado pronto

Actualmente muchos padres andan un poco obsesionados con enriquecer la vida intelectual del niño, cuanto antes mejor, a fin de que el niño se convierta en un adulto más inteligente. Poniendo música de Mozart cuando todavía está en el útero, por ejemplo.

O quizá intentado que el niño empiece a leer cuanto antes mejor.

Pero los niños son como la vitamina C. Una vez que tomas la dosis mínima necesaria de vitamina C, tomar más no redunda en una salud mejor. De igual modo, una vez que el niño se cría en un ambiente de riqueza sensorial normal (es decir, que no permanece, por ejemplo, encerrado en un armario durante años), los niños crecen más o menos siguiendo patrones genéticos, no ambientales.

Echar manos de los programas de prelectura para que el niño obtenga una ventaja intelectual a posteriori, pues, es una pérdida de tiempo. Y existen razones neurológicas que lo confirman.

El acto de leer depende de la capacidad de nuestro cerebro para relacionar e integrar diversas fuentes de información. En concreto, el área visual con las áreas auditiva, lingüística y conceptual. Esta integración depende de la maduración independiente de cada zona y de la velocidad a la que esas zonas pueden ser conectadas e integradas.

    El mejor material conductor de la naturaleza, la mielina, forma una capa de envuelve los axones. Cuanta más mielina reviste el axón, con más rapidez puede la neurona conducir su carga. El aumento de mielina sigue un calendario de crecimiento que difiere de una región a otra del cerebro (por ejemplo, los nervios auditivos se mielinizan en el sexto mes de embarazo; los nervios ópticos, en el sexto después del parto).

En la mayoría de casos, las regiones que necesitan están mielinizadas para leer no lo están lo suficiente hasta los 5 años de edad, o incluso después.

En un estudio realizado por la especialista en lectura Usha Goswami y su equipo, se descubrió que los niños europeos que aprendían a leer a los 5 años lo hacían peor que aquellos que empezaban a leer a los siete. De modo que, si nos esforzamos para que un niño aprenda a leer demasiado precozmente, ello puede ser contraproducente para su aprendizaje.

Por supuesto, existen excepciones de niños que empiezan a leer antes. La escritora Penélope Fitzgerald lo hico a los 4 años. Pero en general, lo más apropiado para el desarrollo óptimo de los niños es que dejemos que sean niños.

via

17 octubre, 2010 Publicado por | Ciencia y tecnología, Inet News, Interesantes | Comentarios desactivados