Publicado en Interesantes

Un compuesto derivado de una toxina de veneno de escorpión podría ayudar a los neurocirujanos a diferenciar entre tejido sano y canceroso en el cerebro

Hace varios años, Jim Olson, neurooncólogo pediátrico del Hospital Infantil de Seattle (Estados Unidos), estaba revisando con sus colegas el caso de una joven de 17 años de edad que acababa de pasar por una cirugía cerebral para extirparle un tumor. Una resonancia magnética reveló un tumor del tamaño de un pulgar, y que no había sido extirpado. En el quirófano, el tejido tumoral tenía el aspecto de tejido cerebral sano. Durante la reunión de evaluación, el director de neurocirugía del hospital se volvió a Olson y le dijo: “Jim, tienes que encontrar una forma de iluminar estas células”.

De ese modo, Olson y un residente de neurocirugía comenzaron a buscar una manera de resaltar las células cancerosas en la sala de operaciones. Finalmente, se toparon con un informe de una toxina de escorpión que se une a los tumores cerebrales pero no a las células sanas. Al vincular una versión sintética de esta proteína a una molécula que brilla en el infrarrojo cercano, los investigadores creen que pueden haber encontrado lo que ellos llaman ‘pintura de tumores’.

En su primera prueba, el equipo inyectó el compuesto en la vena de la cola de un ratón cuyo cuerpo albergaba un tumor humano trasplantado. “Entre 15 y 20 minutos después, el tumor empezó a brillar, y se diferenció del resto del ratón”, señala Olson.

Una empresa de Seattle llamada Blaze Bioscience ha conseguido una licencia de la tecnología del Fred Hutchinson Cancer Center. Olson asegura que los ensayos en humanos comenzarán a finales de 2013.

La toxina de escorpión es especial no solo porque se une a las células tumorales, sino porque puede cruzar la barrera sangre-cerebro, un tipo de fortificación celular y molecular que recubre los vasos sanguíneos en el cerebro e impide que la mayoría de los compuestos logren entrar.

“Por lo general, los péptidos no se meten en el cerebro a menos que se unan a algo específico que los lleve dentro”, explica Harald Sontheimer, neurobiólogo de la Universidad de Alabama en Birmingham, que identificó por primera vez el potencial neurológico de la proteína de escorpión.

Aunque está derivada de veneno, la toxina parece ser segura. Una empresa de biotecnología iniciada por Sontheimer mostró en los primeros ensayos clínicos que una versión de la toxina de escorpión marcada con yodo radiactivo resultaba segura en pacientes. Sin embargo, la empresa cerró antes de comenzar la fase final de pruebas del compuesto etiquetado con yodo, que ahora es propiedad de la compañía farmacéutica japonesa Eisai.

La pintura de tumor desarrollada por Olson también podría iluminar el cáncer fuera del cerebro. Los estudios en animales sugieren que además podría delimitar la próstata, el colon, la mama y otros tumores. El potencial que tiene el compuesto para salvar el tejido cerebral sano y mejorar la vida de los pacientes se cuenta en un cortometraje titulado Bringing Light, que compite en el Festival de Cine de Sundance.

 vía

Publicado en Interesantes

Como desactivar aplicaciones del sistema sin necesidad de root

Al darle la consideración de sistema abierto, Google dio paso a que cada compañía pusiera su propia capa encima del Android que salía de casa, estamos hablando de la temida y mil veces nombrada fragmentación, de la que hablamos de nuevo hace poco. La capa que ponen los fabricantes no siempre funciona tan bien como debería. Si bien el objetivo de las compañías es el de mejorar lo presente y diferenciarse, a menudo esto repercutía en menos actualizaciones, un sistema menos intuitivo o, lo peor de todo, que el sistema funcionase peor. Incluso en la gama Nexus, se han dado casos, como el de muchas Nexus 7 que al actualizarse a 4.2 tenían un fallo de lag, debido ni más ni menos a una nueva aplicación de sistema, que no era necesaria: Google Currents. Y es que ni siquiera los Nexus escapan la imposición de apps no necesarias.

Otro ejemplo de fragmentación es Samsung (aunque se puede encontrar en todos los fabricantes, es el ejemplo más citado) que pone su Touchwiz y sus aplicaciones propias, las cuales incluyen algunas apps interesantes (especialmente en las gamas Note), pero que a menudo estorban y gastan tanto batería como procesador. Hasta ahora esto solo era solucionable haciendo root tu teléfono y congelando/desinstalando aplicaciones con ayuda de apps como Titanium Backup. Como he dicho: “hasta ahora”.

Bienvenidos a Libertia, habitantes: los poseedores de un Android 4.x

Y es que el más del 25% de usuarios de Android están de enhorabuena puesto que las versiones de Android superiores a 4.0 permiten desactivar aplicaciones del sistema. Si bien no se pueden desinstalar sin root, podemos dejarlas “durmiendo” y que no estorben. Una gran noticia para todos, en especial los usuarios de Android 4.2 en la Nexus 7 ya citados que vieron como su problema se solucionaba inhabilitando Google Currents.

El proceso es muy simple y no debería diferir demasiado entre diferentes “capas” (Touchwiz, Motoblur, Sense…).

Vamos a la lista de aplicaciones es decir:
bajamos la pestaña de notificaciones y clicamos ajustes (recordad que estamos en 4.x) o llegamos desde el cajón de apps,
clicamos en aplicaciones,
vamos a donde pone todas.
Buscamos y clicamos esa app que no usamos nunca y queremos desactivar.
Si es una app de usuario veremos la opción de desinstalar, si es de sistema pondrá “inhabilitar”. La desactivamos
Fin. Puede ser necesario un reinicio para que surja efecto, pero en principio no será así.
Antes de que vayas corriendo a desactivar todo en vuestro amigo a ver si su teléfono explota, una nota: no podréis hacerlo en TODAS las apps. El propio sistema os impedirá que desactivéis según que procesos, principalmente será por vuestro propio bien. Otro motivo puede ser que primero tengáis que desinstalar las actualizaciones, en la misma ventana del paso 3 encontraréis un botón con la opción.

Un importante paso

Hay que decir que el tema de las aplicaciones de sistema que no son realmente “del sistema” sino de la capa impuesta es algo que debía solucionarse. No es aceptable que un fabricante decida que apps podemos tener instaladas, más allá de las que necesite el propio sistema. No debería ser el fin puesto que estas aplicaciones siguen instaladas y ocupando espacio, pero es un paso importantes hacia una mayor libertad de los usuarios y hacia que la llamada fragmentación de Android se un valor añadido por cada fabricante a sus terminales.

vía

Publicado en Interesantes

What should I watch now, o cómo averiguar cuál es la próxima película que deberíamos ver

Un tipo de servicios que me parecen especialmente interesantes son aquellos que nos permiten expandir nuestros gustos, recomendándonos, por ejemplo, otras bandas de música a partir de aquellas que escuchamos habitualmente, o películas a partir de aquellas que nos gustan. Un ejemplo de este último caso es el que os traigo hoy. What should I watch now tiene una mecánica muy simple y muy efectiva,

La mecánica de What should I watch now es muy simple: escribimos el título de la última película que hemos visto, una película que nos guste especialmente, o simplemente de una película. Hay función de autocompletado y sería ideal que la utilizáramos. Al pulsar la tecla Intro, el sitio Web escupirá casi instantáneamente recomendaciones de películas similares (del palo de “si has visto esta, mírate esta otra, que parece que a la gente también le gustó”).

Solo le veo un problema, y es el hecho de que solo se contemplan títulos de películas en inglés. Utilizan la base de datos de Rotten Tomatoes, la cual no contiene títulos en español. Y que levanten la mano los (pocos) españoles que conocen La Jungla de Cristal como Die Hard. Por lo demás, la aplicación es muy aceptable en lo visual (y es especialmente de interés el hecho de que utilice un diseño adaptativo, de manera que funcionará perfectamente y sin necesidad de versiones para móviles en nuestro smartphone), es rápida y cumple su cometido a la perfección.

vía

Publicado en Interesantes

Acer Iconia B1, la tablet de $99 que podría ser la próxima Nexus

Parece que la barrera de los 100 dólares es la que se proponen varios fabricantes para hacer llegar la tecnología a las masas. Si hace unos días hablábamos de los Chromebooks de Google por 99 dólares enfocados al sector educativo, en los próximos meses llegará la Acer Iconia B1, la tablet que costará $99, y con la que podría aliarse la propia Google.

 

Así lo ha hecho saber The Wall Street Journal. En los planes de Acer para 2013 está el conseguir una posición ventajosa en el mercado con la que afianzarse como una alternativa en el mercado de las tablets, que se espera que continúe su crecimiento, para ser la opción elegida por quienes están interesados en hacerse con una, pero no en desembolsar lo que cuestan actualmente, ni siquiera las más económicas o con mejor relación calidad/precio, como es el caso de la Nexus 7 o el Kindle Fire HD. La elegida para esta misión sería la Acer Iconia B1.

No obstante, no acabarían aquí los planes para la Acer Iconia B1. Por este precio -con unas especificaciones muy limitadas, eso sí-, sería una muy firme candidata a convertirse en la nueva tablet Nexus de Google, que haría debutar a Acer como aliada para la gama que garantiza una experiencia pura con Android sin las tediosas capas de personalización de los fabricantes. Ya en el pasado mes de octubre, se habló de la posibilidad de que Google respondiese al iPad mini con una Nexus de $99. Las especificaciones de la Acer Iconia B1 son las siguientes:

Pantalla de 7 pulgadas
Resolución de 1024 x 600 píxeles
Procesador Mediatek dual-core a 1’2 GHz
Memoria RAM de 512 MB
Memoria interna de 8 GB
Slot Micro-SD
Android 4.1.2 Jelly Bean
Bluetooth 4.0
Es evidente que los intereses de Google pasan por hacer llegar a cuantos más usuarios mejor sus servicios, centralizados en Gmail. Ahora bien, no creo que sea una buena imagen de marca conquistar constantemente a potenciales compradores con el argumento de que es muy barato, como será el estrella con la Acer Iconia B1. Está bien diversificar y ofrecer soluciones a distintas necesidades y bolsillos, pero en ocasiones echo en falta que Google dé mazazos como el que dio con el Nexus 4, que costando como un gama media, es un gama alta en toda regla, con el que LG ha mejorado considerablemente su portfolio. De acabar aliándose con la Acer Iconia B1, Google estaría bajando demasiado el listón para poder adentrarse en multitud de hogares. Y difuminando su buen trabajo con Nexus 4 (problemas de distribución aparte), Nexus 7, o Android 4.2.

vía